Deben someterse a auditoría, cualquiera que sea su naturaleza jurídica, las empresas o entidadesen las que concurra alguna de las circunstancias que se señalan seguidamente:

•  Sociedades o entidades que cualquiera que sea su naturaleza que durante el ejercicio social hubiesen recibido subvenciones o ayudas con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas o fondos de la Unión Europea por un importe total acumulado superior a 600.000 euros. Estarán obligadas a someter a auditoría las cuentas anuales correspondientes a dicho ejercicio y a los ejercicios en que se realicen las operaciones o ejecuten las inversiones correspondientes a las citadas subvenciones o ayudas.

•  Realización de obras o prestaciones, o suministros de bienes al Estado y demás organismos públicos, dentro de los límites que reglamentariamente se fijen. Estarán obligadas las empresas que realicen obras, presten servicios públicos, suministros, consultoría y asistencia y servicios a las Administraciones Públicas, por un importe total acumulado superior a 600.000 euros que represente más del 50% del importe neto de la cifra anual de negocios.

•  Las cooperativas, salvo cuando cumplan al menos dos de las circunstancias que la LSA art.181.1 exige para la presentación de balance abreviado. Será también obligatoria cuando lo exijan los propios estatutos o cuando lo soliciten el 5 % de los socios.