En las actuales circunstancias de dificultades financieras de las entidades locales, cuando el ahorro neto es de signo negativo, el Pleno de la corporación deberá aprobar un PLAN DE SANEAMIENTO FINANCIERO en el que se adopten medidas de gestión, tributarias, financieras y presupuestarias que permitan como mínimo ajustar a cero el ahorro neto negativo de la entidad, ello implicará:

   1. Análisis de la situación actual: Diagnóstico económico financiero de la entidad:

a) Análisis presupuestario: resultado, ahorro, ingresos y gastos (corrientes y de capital) y análisis de diversos indicadores presupuestarios.

b) Análisis financiero: remanente de tesorería, obligaciones presupuestarias pendientes de pago, acreedores no presupuestarios, derechos presupuestarios pendientes de cobro. Especial importancia tendrá la provisión de los saldos de dudoso cobro para estimar el remanente de tesorería ajustado.

2. Plan de Saneamiento: Propuestas de mejora a la situación actual.